Céspedes y praderas
Se denomina césped a las praderas conformadas por especies generalmente de la familia de las gramíneas.

Estas son capaces de reunir tres características fundamentales como son:
- soportar siegas sistemáticas y frecuentes
- resistir el pisoteo y el arrancamiento
- ser capaces de formar un tapiz verde continuo compacto y uniforme

La elección del tipo de césped estará en función de los gustos y preferencias del cliente, de la climatología, de las limitaciones de suelo o agua, del tipo de mantenimiento posterior, en  JARDIRIOJA conocemos estas características que nos permiten elegir el más adecuado que cumpla todos los requerimientos, además nuestro buen hacer jardinero nos permitirá hacer las labores necesarias antes de sembrar, como son la preparación del terreno, abonados, siembra, cobertura de la siembra, riegos necesarios hasta la nascencia, siegas, abonados, aireado de la capa de enraizamiento para permitir el intercambio gaseoso, extrayendo tacos de tierra que posteriormente se rellenan permitiendo una regeneración de las raíces cuando se ha compactado el terreno, el escarificado del césped consiste en una siega corta pero con cuchillas verticales de forma que corta la superficie del terreno desprendiendo la capa de fieltro compacta que se forma, permitiendo una mejor penetración del agua y el aire en el suelo.

En el caso de las praderas, aunque no sean tan cuidadas no por ello son menos bellas, en JARDIRIOJA estudiamos la pradera para darle los cuidados necesarios, de forma que luzcan verdes la mayor parte del año, los riegos y siegas justas, los abonados esenciales para que hagan reservas, de esta forma conseguimos un espacio que se mantendrá verde al menor coste posible.